Como Saber Si Soy Feliz Con Mi Pareja

Si es verdad que los progenitores tienen un fin y es cuidar y lograr que sus hijos sean contentos. Cuando una pareja se plantea separarse aparece el temor y la ansiedad por la separación y por cómo les va a afectar a los hijos. El querer a otra persona supone sentirse orgullosa de ella y de su forma de ser, festejar sus logros, comunicar sus alegrías y no ponerse trabas o zancadillas ni minarse mutuamente. De la misma manera, se admiran mutuamente con sus virtudes y sus defectos, eso no significa que se idolatren de manera irreal hasta el punto de creer que la otra persona es absolutamente impecable, pues ninguno lo somos. Interés, escucha activa y reciprocidad son primordiales a fin de que uno sepa lo que resulta significativo para el otro. Las parejas felices intentan poner énfasis las cosas positivas del otro, evitan fastidiarse, hacerse reproches o criticarse enfrente de otras personas.

como saber si soy feliz con mi pareja

Hay que dejar en claro que los hijos no tienen la posibilidad de ser la causa de mantenerse juntos en una relación. Si una pareja está junta es por el hecho de que se complementan y son contentos juntos, no por terceras personas. Como ya he citado, si los hijos medran en un entorno de enfrentamientos y discusiones puede tener secuelas. Lo que precisan es cariño y seguridad ya sea estando juntos o separados. Muchas parejas no son contentos y solo desean continuar con su relación por el confort de sus hijos, algo que no es del todo cierto en tanto que, estos solo medrarán en un ámbito de conflictos que les afectará a su desarrollo emocional. El hecho de tener pareja no supone dejar de lado otras caracteristicas de la vida y mucho menos el ser un individuo ligado a nivel sensible del otro.

¿qué Puede Pasar Si Mi Pareja No Me Hace Feliz?

Ser condescendiente es entender perdonar y pasar página sin almacenar resentimientos. Toda relación, aun la mucho más permanente, enfrenta enfrentamientos que tienen la posibilidad de desembocar en una crisis de pareja. No obstante, los problemas pueden ser una ocasión para afianzar la pareja y estrechar los nudos afectivos o, al contrario, tienen la posibilidad de dar al traste con la relación.

No expresar lo que sentimos y lo que pensamos puede llevarnos a enfrentamientos y malos entendidos con nuestra pareja. Progresar las capacidades sociales para aprender a expresar y comunicar los sentimientos es esencial para sostener una aceptable relación. Fingir que sois una pareja feliz en el momento en que en realidad no lo sois no es buena iniciativa, y poner fecha a la separación determinante por ‘el bien de los hijos’ tampoco. Terminar a una relación en la que ha habido tanto aprecio es realmente difícil. Esta rabia puede llegar a provocar sentimientos de infelicidad en la familia, a veces aun hace el deseo de alejarse de ella. No obstante, siempre y en todo momento es esencial buscar el enfrentamiento de adentro de la familia y apreciar si tiene solución.

No Soy Feliz Pero Deseo Mantener La Relación Por Mis Hijos ¿qué Hago?

Cada uno de ellos tiene su manera de ver el planeta y no en todos los casos es fácil acordar, pero eso no debería ser un inconveniente si entendemos administrar los enfrentamientos. No sentirnos escuchados, estimar poseer en todo momento la razón y/o si se muestran reproches de manera continua, es momento de que aprendáis a ser asertivos para socorrer la relación. Hay que respetar en todo momento al otro mientras que se da una opinión o negociamos sobre un tema. Antes de entrar en pánico o tomar ciertas decisiones es necesario detenernos para revisar qué está pasando si quiero a mi pareja pero no soy feliz. Conseguimos ascensos en el trabajo, logramos nuestra primera casa, tenemos hijos, poseemos tareas cotidianas que hacer, recados, trámites, y una largo etcétera.

Sin embargo, es muy normal que se produzcan estos sentimientos, en tanto que muchas de ellas se sienten agotadas y solas en el enorme precaución que pide un bebé. Esta falta de tiempo para ellas mismas, para cuidarse y entretenerse, les genera un gran sentimiento de infelicidad. No ser feliz con los estudios que se han escogido es un hecho muy frecuente en los jóvenes. Muchos empiezan una formación profesional sin tener claro verdaderamente qué les apasiona.

como saber si soy feliz con mi pareja

A fin de que eso pase, los progenitores deben tener un accionar ejemplar. Con accionar ejemplar hablamos a que no valen esas cosas de usarlos como arma o moneda de cambio. Ellos unicamente se meritan lo destacado, o sea, vivir en un ámbito sano y feliz.

Sin embargo, la verdad es que no tener pareja no está relacionado con ser infeliz. Cuando se pasa por alguno de los problemas anteriores, si los dos miembros ponen de su parte en buscar resoluciones y mejorar la relación, es viable recuperar la alegría de la pareja. Sin embargo, hablamos de una situación que muchas veces requiere la ayuda de un profesional experto en la temática, ya bien sea un experto en terapia de pareja o en terapia sexual, según las adversidades de cada pareja. Las parejas infelices pueden enmascarar los inconvenientes de relación de pareja y se van de vacaciones en familia discutiendo en otra habitación sin que los niños lo vean, pero se siente en el ámbito.

Como ya hemos mencionado, estar en una relación en la que de todos modos no se desea estar tiene unos efectos negativos. Ya no solo el que los niños medren en un ámbito de discusiones y además tú no seas feliz, también cabe la oportunidad de que en el momento en que los hijos crezcan se den cuenta de la realidad en la que viven y lo que pasa con sus progenitores. Supera tu crisis de pareja y encara una nueva etapa más sana y constructiva con la asistencia técnica de un psicólogo de Siquia. Sentirse infeliz con la familia es una cuestión muy habitual, no obstante, acostumbra costar bastante distanciarse de la misma.

Hay que darse cuenta de que esto no les va a hacer felices a ellos, y mucho menos a ti. Para ellos no es algo fácil, pero si se administra bien no tiene por qué dejarles trauma más allá del malestar inicial por el cambio de su vida diaria. Aparte de incómodo es muy importante el hecho de estar con tu pareja y que le preste más atención al teléfono que a ti.

Si la causa de nuestra felicidad está en la falta de amor, no alarguemos lo que carece de sentido por lástima o indecisión. Afirmaba la autora Sylvia Plath, que en un instante puntual de su historia sintió de qué manera sus pulmones se insuflaban con una avalancha de aire, árboles, montañas y gente. Es como respirar de manera intensa, revulsiva y profunda. Por el contrario, la infelicidades falta de aliento y pesadumbre. ¿De qué manera explicarle que hay algo que falla y lo único que siento es estrés y presión?

No Soy Feliz Y No Sé Por Qué Razón

Tras un periodo de tiempo de formación, piensan que se confundieron al escoger qué estudiar. No obstante, es esencial pensar sobre ello y apreciar si otras caracteristicas pudieron influir en la infelicidad que sienten hacia su capacitación. Sin embargo, bastante gente en el momento en que llegan a este objetivo, no son felices con sus trabajos. Esto se origina por que siempre y cuando logramos nuestros objetivos, deseamos proseguir continuando, conseguir metas más altas, de ahí que, en el momento en que llegamos a nuestra «cima», de pronto observamos que la montaña es considerablemente más alta.

No Soy Feliz Con Lo Que Tengo

En el momento en que están juntas, al menos en ese momento del día en el que por fin pueden salir del frenético ritmo períodico, las parejas que se desean se centran totalmente el uno en el otro y, ¡aleluya! Instagram, Fb, Twitter y cualquier persona que no sean ellos 2, tienen la posibilidad de esperar. Las parejas felices siguen saliendo a solas para gozar de una comida o una noche particular. Aunque después de mucho tiempo pueda parecer tonto, se arreglan para el otro, procuran planes para una cita diferente y original, se prosiguen cortejando y hablando de todo lo que les conmueve de su media naranja. Además de esto, en ocasiones se nos olvida valorar las pequeñas cosas del día a día, aquellas que siempre y en todo momento están y disfrutamos, pero sin apreciar la importancia que tienen. Es primordial entender valorar cada pequeño aspecto de nuestro día a día, disfrutando de las cosas más insignificantes y también importantes a la vez.

Los inconvenientes maritales no aparecen de un día para otro o de la nada. Pero eso quiere decir que tienen la posibilidad de ir pasando inadvertidos hasta que sea demasiado tarde. Si no entras por aquí todos los días, te mandamos los mejores consejos de bienestar y salud de Siquia a tu email. Acepto recibir información comercial de MundoPsicologos y entiendo que puedo cancelar mi suscripción cualquier ocasión.