La evolución del Sillón Dental

sillon dental evolucion

En los últimos 300 años se han realizado mejoras significativas en el confort y la versatilidad del sillón dental. Antes del siglo XVII, las extracciones dentales se realizaban con el paciente sentado en el suelo y con la cabeza sujeta firmemente entre las rodillas del cirujano.

Los sillones cotidianos ocasionalmente servían para hacer los procedimientos dentales menos incómodos. Pero no fue hasta principios del siglo XVIII cuando Pierre Fauchard, un extraordinario cirujano dental francés, marcó una nueva tendencia en cuanto a la comodidad al hacer que los pacientes se levantaran del suelo y se sentaran en una silla para un examen o una extracción.

Pierre Fauchard

1790

Al modificar una silla de escribir Windsor, el dentista Josiah Flagg inventó la primera silla dental hecha en Estados Unidos. La comodidad del paciente y la eficiencia del dentista fueron mejoradas al agregar un reposacabezas movible y al ensanchar el apoyabrazos para la colocación de los instrumentos.

primer sillon dental

A principios del siglo XIX, un balancín con un tronco colocado adecuadamente sirvió como prototipo para la silla dental mecánica. Con el paso del tiempo se hizo evidente que tanto el paciente como el dentista podían beneficiarse de un asiento más estable y flexible.

Los dentistas individuales diseñaron y construyeron sus propias sillas dentales hasta mediados del siglo XIX, cuando los fabricantes tomaron el control, produciendo una amplia selección de sillas ornamentadas con varios grados de reposacabezas, reposapiés, respaldo y asiento ajustables.

1832

El inglés James Snell hizo el primer sillón dental mecánico con asiento y respaldo ajustables. Al reclinarse se elevaba automáticamente el reposapiés.

primer sillon dental reclinable

1860

El Sillón de Cirugía Dental Whitcomb fue el primero en permitir la elevación y el descenso del paciente sentado.

primer sillon dental que se eleva

1868-1972

Un mecanismo único en el sillón dental diseñado por James Beall Morrison, permitía al dentista inclinar al paciente en cualquier dirección. Cuatro años después, J.B. Morrison inventó la primera silla con un alcance vertical de 68 cm. Esta flexibilidad de altura permitió al dentista elegir entre trabajar sentado o de pie.

sillon dental inclinable

Lo práctico reemplazó a la comodidad a finales del siglo XIX. En lugar de madera eran de metal y de aspecto más funcional.

1877

Las palancas sustituyeron a las manivelas en el sillón dental Wilkerson, el primero con mecanismo hidráulico tipo bomba. Además, el diseño era cómodo tanto como para un dentista diestro o zurdo.

primer sillon dental hidraulico

1910

Con el aumento de la conciencia sobre la propagación de las enfermedades, a principios del siglo XX aparecieron las sillas dentales asépticas.

primer sillon dental totalmente de metal

1924

La práctica de la odontología requirió mucho menos esfuerzo después de 1924, cuando el sillón con motor eléctrico reemplazó al anticuado sillón con bomba de pie.

primer sillon dental  electrico

1958

El Dr. Sanford Golden diseñó la Ritter-Euphorian, una silla reclinable de asiento fijo. Como la primera mejora significativa de una silla dental en cincuenta años, ganó el Premio Medalla de Oro del Instituto de Diseño Industrial en 1960 y fue presentada en la Feria Mundial de Seattle de 1962 como el sillón dental definitivo.

primer sillon dental fijo

Pero el verdadero creador del sillón dental moderno, diseñado también en 1958, pero por John Naughton de Iowa, presentaba una abertura en el respaldo que permitía al dentista sentarse y al paciente estar en posición prona. Debido a su diseño de asiento más flexible, el sillón reclinable de Naughton fue aceptado como el estándar por la profesión dental.

john naughton sillon dental

El sillón dental de hoy en día maximiza la comodidad del paciente mientras que provee al dentista de una capacidad de ajuste que permite “un acceso óptimo a la cavidad oral”.